Saltar al contenido
Vitamina B12

Vitamina b12 – alta dosis 1000 a 3000 mcg

Dosis muy alta de vitamina B12: ¿Cuándo son apropiadas las dosis altas de vitamina B12 (1000-3000 mcg)? ¿Son perjudiciales? ¿Cuándo se deben reducir las dosis?

Dosis alta de vitamina B12

Las altas dosis de vitamina B12 pueden ser útiles en casos de mala absorción o para el tratamiento de ciertas enfermedades. A este nivel, la vitamina B12 se utiliza principalmente con fines terapéuticos. Además, a una edad avanzada, cuando la capacidad de asimilación de la vitamina B12 ya no es óptima, no es raro que se utilicen dosis altas de alrededor de 600 µg1.

En general, la dosis media recomendada de un suplemento dietético es del orden de 150 a 250 µg. Esta dosis es suficiente para satisfacer las necesidades diarias de las personas sanas. Este artículo trata de la vitamina B12 que se toma diariamente por vía oral. Para más información sobre la inyección de vitamina B12, puede consultar el artículo sobre este tema.

¿Cuándo se debe tomar?

En la mayoría de los casos, una dosis promedio de B12 puede satisfacer sus necesidades. Sin embargo, ciertas enfermedades o trastornos de la asimilación pueden hacer necesario tomar dosis altas o muy altas de vitamina B12. La alta dosis de vitamina B12 es una preparación oral de 1000 µg. Como esto es 400 veces la dosis diaria recomendada (RDA) según el Institut Français de Veille Sanitaire 2.5µg, esto podría ser percibido como una gran sobredosis. Pero no es así, ya que esta cifra de ingestión debe ponerse en perspectiva con la asimilación real por el cuerpo: un preparado oral de 1000 µg permite al cuerpo absorber en promedio sólo 12 µg, es decir, 4 veces el nivel oficial de RDA en Alemania2.

Aplicaciones terapéuticas

La vitamina B12 en altas dosis tiene su lugar en las aplicaciones terapéuticas. Además, en las personas de edad muy avanzada, los marcadores de deficiencia se normalizan con una dosis de alrededor de 600 µg por día3. La razón: a partir de cierta edad, la capacidad de asimilar la vitamina B12 puede verse afectada hasta tal punto que pueden ser necesarios preparados orales de alta dosis para satisfacer las necesidades del cuerpo….

Malabsorción y altas dosis de vitamina B12

Este tipo de problemas de asimilación puede ser causado por las siguientes situaciones:

  • Inflamación del estómago, los intestinos y el páncreas,
  • Operación/extracción intestinal,
  • Interacción con otros medicamentos o drogas,
  • Otras deficiencias (calcio),
  • Hongos o bacterias en los intestinos,
  • y así sucesivamente

En estos casos, tomar un preparado oral de vitamina B12 en una dosis alta de 1000 a 3000 µg es a veces la única manera de satisfacer las necesidades del cuerpo. Además, se suele recomendar el uso de inyecciones de vitamina B12 para evitar la asimilación por el sistema digestivo.

Dosis altas de vitamina B12 semanales

En los Estados Unidos se suele recomendar otro uso de la dosis alta de vitamina B12: una ingesta oral semanal de 2000 µg que teóricamente cubre las necesidades de la semana, evitando así las dosis diarias. Esta práctica es idéntica a las inyecciones semanales de B12.

Los naturópatas tenderían en este caso a favorecer la toma de pequeñas dosis regulares que imitan el proceso natural en lugar de una sola dosis grande. El argumento es que el cuerpo tolera mejor las ingestas estables que las dosis altas y espaciadas.

Suplemento dietético B12: Perfil de dosis alta

La vitamina B12 es adecuada para personas con una o más de las siguientes características:

  • Aumento de la malabsorción (véase más arriba)
  • Tratamiento inicial de la deficiencia grave
  • Diversas aplicaciones terapéuticas (enfermedades nerviosas, demencia senil, depresión severa, etc.)
  • La ingesta semanal

¿Es peligrosa la vitamina B12 en altas dosis?

La vitamina B12 se considera inofensiva, los preparados orales en dosis de hasta 5000 µg no tienen efectos secundarios significativos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el cuerpo es un sistema extremadamente complejo y delicado. Por lo tanto, es aconsejable en principio no abusar de la ingesta de micronutrientes que, a largo plazo, puede crear desequilibrios importantes que pueden ser muy perjudiciales para el organismo.

En cualquier caso, cuando se trata de salud y nutrición, siempre hay que tener cuidado. De hecho, la dosis óptima es mucho más efectiva para el cuerpo que una sobreabundancia innecesaria. Además, los excesos son eliminados en la orina por el trabajo de los riñones.

Por eso es necesario pensar cuidadosamente antes de optar por esta dosis. Para muchas personas, una dosis más alta de 300 a 500 µg satisface perfectamente las necesidades del cuerpo.