Saltar al contenido
Vitamina B12

Malabsorción de la vitamina B12

Los trastornos de asimilación son las causas más comunes de la deficiencia de B12. ¿Cómo se producen? ¿Cómo se tratan? Explicaciones.

La asimilación de la vitamina B12

La mala absorción es una causa muy común de la deficiencia de vitamina B12. La absorción de la vitamina B12 por nuestros cuerpos es un proceso muy complejo y delicado que puede ser interrumpido por muchos factores. Por lo tanto, para entender correctamente las diferentes formas de malabsorción de la vitamina B12, una vitamina esencial para nuestra supervivencia, es necesario tener una buena comprensión del proceso de asimilación.

La vitamina B12 proviene casi exclusivamente de alimentos de origen animal (la cobalamina está ligada a las proteínas animales). En el ambiente ácido del estómago, se separa del sustrato alimenticio por medio de pepsinas gástricas. Luego se une a las proteínas R salivales de las cuales se libera en el duodeno bajo el efecto de las proteasas pancreáticas (quimiotripsina). Puede entonces asociarse con el factor intrínseco (FI), una glicoproteína vinculante secretada por las células parietales del estómago, que es responsable de hacerla cruzar las paredes del íleon (parte inferior del intestino delgado) para entrar en el torrente sanguíneo.

Factor intrínseco y transcobalamina

El factor intrínseco se une a receptores específicos en las paredes intestinales a través de los cuales la vitamina B12 puede ser absorbida por las membranas celulares y entrar en el cuerpo. Este proceso también requiere la presencia de calcio para funcionar correctamente.

La vitamina B12 se separa del factor intrínseco en los endosomas de las células de la pared intestinal.

La vitamina B12 libre se une químicamente a una molécula de transporte llamada transcobalamina II (o TC2) y así entra en la corriente sanguínea. Es en la forma del complejo B12, TC2 que parte de la vitamina puede finalmente ser transportada a las células del cuerpo. La parte restante se une con la transcobalamina I y III (TC1 y TC3) para ir al hígado donde se almacena.

La vitamina B12 biodisponible, el peligro

El complejo B12 , TC2 que llega a las células se transforma en Hidroxocobalamina y entra en el plasma celular.

Es entonces cuando la vitamina B12 se transforma finalmente en una coenzima biodisponible: la metilcobalamina es la forma útil dentro de la propia célula, y particularmente en las células del sistema nervioso central. Es esta forma de B12 la que desempeña un papel central en la formación de la metionina sintetasa (reciclaje de la homocisteína). La adenosilcobalamina se utiliza en las mitocondrias, el centro de energía de la célula, donde desempeña un papel central en muchas funciones.

Trastornos de asimilación

Ahora que conocemos mejor el complejo proceso de asimilación de esta vitamina esencial, es más fácil comprender los mecanismos que pueden confundirla.

La deficiencia de pepsina o ácido clorhídrico en los jugos digestivos significa que la vitamina B12 no puede disociarse adecuadamente de las proteínas alimentarias. Además, una deficiencia de la proteína R hace que la vitamina B12 no pueda ser transportada adecuadamente al intestino delgado. Las causas de este tipo de deficiencia pueden ser la irritación de la mucosa digestiva o problemas con la secreción de proteína-R o ácido clorhídrico en la saliva o las células parietales del estómago.

Una vez en el intestino delgado, el proceso de asimilación de la vitamina B12 involucra a las enzimas pancreáticas, el factor estomacal intrínseco y el calcio de la dieta. Por lo tanto, las irritaciones de las membranas mucosas digestivas, los trastornos pancreáticos, la deficiencia de calcio en la dieta o las enfermedades estomacales son factores que causan trastornos de la absorción de la vitamina B12.

Las raras enfermedades genéticas de la sangre también pueden provocar problemas en la producción de Transcobalamina haciendo imposible el transporte de la vitamina B12 a las células. Otro problema puede ocurrir en las personas que consumen grandes cantidades de vitamina B12 inactiva (también llamada análoga). En este caso, a pesar de la presencia de vitamina B12 biodisponible, el exceso de vitamina B12 análoga inactiva sustituye a la vitamina B12 activa en los receptores, lo que da lugar a una deficiencia de asimilación. Los desequilibrios (bacterianos) de la flora intestinal pueden provocar un aumento de la concentración de estos análogos de la B12, pero también el consumo de ciertas algas.

Las enzimas intervienen de nuevo en el medio celular para la formación de la coenzima correcta de la vitamina B12. En esta etapa del proceso, también hay enfermedades genéticas que inhiben este proceso de metabolismo de la cobalamina, como la enfermedad de la cobalamina.

Cuadro: Posibles causas de los trastornos de la ingesta de vitamina B12

Partes del cuerpoTipos de trastornos de la asimilaciónCausas
EstómagoDeficiencia de factor intrínsecoGastritis atrófica crónica, carcinoma de estómago, gastrectomía, anticuerpos contra FI
heliobacter pylori
Falta de acidez y deficiencia de pepsinaGastritis leve (inflamación de las membranas mucosas), aclorhidria, algunos medicamentos
Intestino gruesoNo hay asimilación a través del intestino delgadoEnfermedades e inflamaciones del intestino delgado, algunos medicamentos, deficiencia grave de calcio
PancreasEnzima pancreática desaparecidaInsuficiencia pancreática exocrina, inflamación del páncreas (Pancreatitis), cáncer de páncreas, quistes pancreáticos, ruptura pancreática, fibrosis quística
Sangre y célulasProblema de procesamiento de la vitamina B12Enfermedades genéticas, ciertas drogas, infecciones bacterianas

Resorción de los trastornos de asimilación

Con la excepción de los trastornos de asimilación resultantes de la extirpación de una parte del estómago o los intestinos y de los raros trastornos genéticos, las causas de estos problemas pueden tratarse con mayor frecuencia. Está fuera del alcance de este artículo describir las causas y el tratamiento de las enfermedades en cuestión. Sin embargo, fundamentalmente, la regeneración de la flora intestinal es una medida esencial para la mejora de estos trastornos. Ocasionalmente estos trastornos pueden ser causados por infecciones fúngicas o desequilibrios bacteriológicos.

Hasta que estos trastornos desaparezcan, es importante tomar suplementos con una dosis más alta de vitamina B12 para compensar los problemas de asimilación.

Suplementos de B12 y malabsorción

En los casos de mala absorción aguda causada por trastornos gastrointestinales, la ingesta de altas dosis de vitamina B12 por vía oral puede compensar la totalidad de la ingesta que falta. Esto se explica por el fenómeno de difusión pasiva: en caso de problemas de asimilación, el 1% de la vitamina B12 es sin embargo absorbida por las mucosas del íleon. Esto significa que incluso en ausencia de pepsina, enzimas pancreáticas o factor intrínseco, se asimilará el 1% de la vitamina B12, de ahí el interés de los suplementos de dosis altas.

Inyecciones de B12 y malabsorción

Del mismo modo, los problemas de mala absorción se evitan mediante inyecciones intramusculares de vitamina B12. Los investigadores han investigado la diferencia en la eficacia de la biodisponibilidad de las diferentes formas de vitamina B12. Entre la hidroxicobalamina y la cianocoblamina, la primera molécula ofrece resultados superiores en términos de asimilación por el cuerpo. También se considera que la metilcobalamina tiene una eficacia muy buena, aunque todavía faltan estudios científicos que demuestren esta afirmación. Estos elementos son válidos tanto para las inyecciones como para la ingesta oral o sublingual.

Enfermedades genéticas y deficiencia de B12

La cianocobalamina no es eficaz en el caso de las enfermedades genéticas porque no puede ser utilizada por el cuerpo. Por otra parte, la hidroxocobalamina puede utilizarse para tratar a esos pacientes . Lamentablemente, todavía faltan amplios estudios clínicos sobre la eficacia de las formas activas de metilcobalamina B12 y adenosilcobalamina contra las enfermedades genéticas.