Saltar al contenido
Vitamina B12

Deficiencia de Vitamina B12

Las carencias de vitamina B12 están muy extendidas. Causas, síntomas y tratamientos. Información esencial para los veganos, los vegetarianos y los ancianos.

Deficiencia de vitamina B12

La vitamina B12 (cobalamina) es un nutriente esencial que desempeña un papel central en muchos procesos del cuerpo. Cada célula de nuestro cuerpo utiliza constantemente la vitamina B12 para su óptimo funcionamiento, por lo que es absolutamente necesaria para la supervivencia de todos los animales superiores y los seres humanos.

La vitamina B12 es esencial para la síntesis de ADN, la división celular (mitosis), la formación de células sanguíneas, la síntesis de hormonas, las funciones de neurotransmisión, la protección del tejido nervioso de la columna vertebral y el cerebro (vainas de mielina) y para la eliminación de la homocisteína (aminoácido tóxico).

Deficiencia de vitamina B12: síntomas

Debido al gran número de procesos corporales esenciales en los que interviene la vitamina B12, una deficiencia puede manifestarse de manera muy variada, tanto a nivel puramente físico como a nivel mental (psicológico y emocional) en forma de fatiga, depresión, incluso anemia grave e incluso daños neurológicos. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Interrupción de la formación de neurotransmisores y hormonas que puede conducir a desequilibrios psicológicos y cognitivos más o menos graves;
  • Interrupción de la formación de las células sanguíneas y del ADN, que puede provocar una anemia perniciosa y afectar gravemente al metabolismo;
  • Aumento de los niveles de homocisteína, que puede provocar enfermedades cardíacas, enfermedades circulatorias (demencia vascular) o daños en la retina;
  • Daño neurológico que puede causar un hormigueo y dolor “inexplicable”, entumecimiento, problemas de coordinación o incluso paresia (parálisis);
  • Trastornos y daños en la mielina (la vaina protectora de la médula espinal) que conducen a síntomas similares a los de la esclerosis múltiple;
  • Interrupción del uso/ asimilación de la vitamina B9 (ácido fólico – folatos), lo que provoca síntomas de deficiencia, que en el caso de las mujeres embarazadas pueden causar problemas en el crecimiento del feto.
Síntomas Emocionales – Psíquicos – Mentales** SíntomasSíntomas físicos de leves a moderados**Aumento de los síntomas**
– Apatía
– Depresión
– Deterioro de la memoria
– Demencia
– Trastornos del sueño
– Trastornos de personalidad
– Trastornos de concentración
– Confusión
– Irritabilidad
– Nerviosismo
– Disminución de la vigilancia
– Alucinaciones
– Palidez de la piel
– Anemia leve
– Fatiga crónica
– Debilidad, pérdida de fuerza
– Debilidad inmunológica
– Ulceras bucales (inflamación oral)
– Problemas gastrointestinales
– Estreñimiento, diarrea
– Trastornos del apetito (antojos o pérdida de apetito)
– Dolor nervioso
– Espasmofilia
– Perturbaciones visuales
– Pérdida de coordinación, pérdida de equilibrio
– Problemas con el motor
– Canas del pelo
– Hormigueo y punzadas en las extremidades
– Arteriosclerosis
– Infarto
– Apoplejía
– Daño severo en la retina
– Anemia Perniciosa
– Paresia (Parálisis)
– Trastornos espásticos
– Incontinencia
– Esterilidad

**Algunos de los típicos síntomas causados por o asociados a una deficiencia de vitamina B12. Algunos síntomas pueden tener otras causas.

La deficiencia de vitamina B12, causas

Aunque la deficiencia de vitamina B12 es un proceso largo que se establece hasta la llegada de síntomas más o menos graves, no es raro que pase mucho tiempo antes de que se descubra. Desde el comienzo de la deficiencia hasta las manifestaciones físicas o mentales graves, pueden transcurrir varios años largos durante los cuales el cuerpo sufre un suministro bajo o inexistente de vitamina B12 activa y biodisponible. También en este caso, lamentablemente, la deficiencia no suele identificarse como una causa directa sino más bien como un fenómeno periférico.

La razón de ello es que los síntomas iniciales de una deficiencia de vitamina B12 (fatiga, depresión, ligera inflamación, etc.) rara vez son detectados por los médicos como resultado de este fenómeno. Si se realiza una prueba, a menudo puede ocurrir años más tarde que aparezcan síntomas más graves, mientras que el individuo ha estado sufriendo un leve malestar desde entonces.

En general, la progresión de una deficiencia de vitamina B13 es la siguiente:

1- Disminución de la vitamina B12 en el suero sanguíneo

Dieta, problemas de asimilación o aumento de la necesidad (crecimiento, estrés, toxicidad, alcohol, etc.)

2- Agotamiento de las reservas

Las reservas de vitamina B12 se agotan en el hígado y en las células de nuestro cuerpo. El nivel de B12 en la sangre disminuye. Aparecen los primeros síntomas desagradables: problemas psicológicos, depresión, pérdida de fuerza, fatiga, inmunodeficiencia, inflamaciones bucales, etc.

3- Trastornos metabólicos funcionales

La vitamina B12 está en un nivel bajo: muchas funciones corporales están afectadas. La síntesis de ADN se ralentiza tangiblemente. El nivel de homocisteína en la sangre aumenta notablemente. Un pronunciado empeoramiento de la condición física general, las capacidades mentales, los síntomas físicos se hacen visibles.

4- Manifestaciones clínicas

Aparición de síntomas y/o enfermedades relacionadas con el estado de deficiencia grave. Algunas situaciones son irreversibles o, en el caso de la anemia perniciosa, incluso mortales.

La velocidad a la que se pasa de una etapa a la siguiente depende de las causas de la deficiencia. En caso de problemas de asimilación de la vitamina B12, se puede alcanzar fácilmente el estado avanzado en pocos años. Pero para los veganos que llevan una vida muy sana y equilibrada, pueden pasar hasta 20 años de síntomas “leves” de la 2ª o 3ª etapa antes de que aparezcan manifestaciones más graves.

Un círculo vicioso

El desarrollo progresivo de la deficiencia de vitamina B12 nos dice que muchos individuos pueden estar viviendo con poca vitamina B12. Muchos estudios actuales informan de que esta deficiencia podría estar muy extendida, pero lamentablemente muy mal diagnosticada. En la actualidad se sabe claramente que los síntomas psicológicos, como la depresión, tienen a lo largo de los años consecuencias físicas graves, pero esos problemas sólo se asocian muy raramente con una deficiencia crónica de vitamina B12.

A través de las interconexiones con el proceso metabólico en el cuerpo, el desarrollo de una deficiencia de vitamina B12 puede entrar en un círculo vicioso. La deficiencia causa algunos síntomas que dificultan la asimilación de la vitamina B12, lo que lleva a un empeoramiento de los síntomas y, por tanto, a una mayor reducción de la asimilación de la cobalamina (vitamina B12). Este círculo vicioso debe romperse lo antes posible; como parte del tratamiento, a veces se recomiendan dosis iniciales muy altas para compensar la deficiencia acumulada.

Deficiencia de vitamina B12: las causas

Las causas de la deficiencia de vitamina B12 pueden provenir de tres aspectos diferentes:

1- Alimentos que contienen vitamina B12 :

Las necesidades normales de vitamina B12 se estiman en 3 microgramos por día para un adulto sano (el nivel varía mucho según la edad, el estado de salud, el estrés, etc.). Ciertos tipos de dietas pueden dar lugar a ingestas inadecuadas y, por lo tanto, a deficiencias. Entre ellos se encuentran los trastornos alimenticios (anorexia, bulimia), las dietas pobres o desequilibradas o las dietas veganas y vegetarianas.

Las bacterias intestinales permiten a los humanos sanos producir vitamina B12 en el intestino grueso, pero parece que esta vitamina no puede utilizarse (o sólo muy poco) porque se produce en un lugar donde ya no puede ser asimilada. Es por eso que la gran mayoría de esta vitamina B12 auto-producida se encuentra en las heces. Por lo tanto, se recomienda consumir cantidades suficientes de vitamina B12 a través de la dieta.

Sin embargo, esto no es posible en todos los tipos de alimentos: la vitamina B12 es producida exclusivamente por microorganismos bacterianos y sólo se encuentra en grandes cantidades en los alimentos de origen animal. La vitamina B12 se encuentra en muy pequeñas cantidades en las frutas y verduras crudas y sin lavar (problemas de salud evidentes). Por eso es absolutamente esencial que los veganos y los vegetarianos se esfuercen por satisfacer sus necesidades de vitamina B12.

2- Aumento de las necesidades (estrés) :

En caso de estrés, la necesidad de vitamina B12 aumenta. El estrés es cualquier fase o situación durante la cual el cuerpo o la mente se estimula de una manera inusualmente intensa: trabajo físico intenso, exposición a un choque de sonidos o a un potente estimulante de sonidos (bar, discoteca), deporte, choque emocional o peso, ansiedad, angustia, tristeza, angustia, crisis mental o espiritual, enfermedad, virus, inflamación, debilidad inmunológica grave debido a una infección.

Hay dos factores distintos que explican el aumento de la necesidad. En primer lugar, en tiempos de estrés la capacidad de absorción de la vitamina B12 se reduce enormemente porque los órganos digestivos no funcionan de manera óptima, el flujo sanguíneo se reduce y el equilibrio enzimático en los jugos gástricos se altera. En segundo lugar, la vitamina B12 es “requisada” para ayudar en la fabricación de hormonas como la norepinefrina, la serotonina, etc. Las situaciones de estrés provocan la secreción de grandes cantidades de norepinefrina y, por lo tanto, pueden ser responsables de un mayor agotamiento de las reservas de vitamina B12.

3- Trastornos de asimilación :

La mala absorción de la vitamina B12 significa que incluso con una ingesta adecuada de vitamina B12, el cuerpo del individuo no puede beneficiarse de ella. Las razones pueden ser, por ejemplo, una infección o inflamación del estómago, una intoxicación por metales pesados o una interacción farmacológica negativa.

La vitamina B12 sólo puede ser asimilada a través de las membranas mucosas de la boca o de la parte inferior del intestino delgado llamada íleon. Aquí es donde la famosa glicoproteína de membrana llamada factor intrínseco, hecha por las paredes del estómago, entra en juego. El papel del factor intrínseco es unirse a la vitamina B12 en la dieta y transportarla al íleon donde puede ser absorbida. En ausencia de factor intrínseco, sólo cantidades muy pequeñas de vitamina B12 llegan al íleon, donde puede ser absorbida por difusión pasiva. Por ello, en caso de que haya un problema en la fabricación del factor intrínseco, recomendamos suplementos en dosis extremadamente altas para asegurar un nivel correcto.

Estos hallazgos muestran que el equilibrio gastrointestinal es esencial para la correcta asimilación de la vitamina B12. Las enfermedades gastrointestinales conducen a la inhibición de su asimilación. Como las enfermedades gastrointestinales son muy comunes en los países industrializados (mala alimentación: azúcar, alcohol, hiperacidez, etc.), este tipo de trastorno de asimilación es frecuente. Cabe señalar que una ligera irritación de las membranas mucosas del estómago puede ser suficiente para interferir fuertemente en la producción del factor intrínseco y, por lo tanto, en la asimilación de la vitamina B12. Esto, combinado con los altos niveles de estrés en estos países, lleva rápidamente a una situación de deficiencia.

Según los conocimientos actuales, parece que la mayoría de las enfermedades resultantes de la deficiencia de vitamina B12 son causadas por un desequilibrio en las membranas mucosas gastrointestinales, como la gastritis. ¿Cómo afecta exactamente este factor a la asimilación? Hasta la fecha, los resultados sobre este punto todavía varían demasiado como para ser informados aquí de manera fiable.

No obstante, podemos presentar las causas probables de los trastornos de la asimilación de la vitamina B12 :

Interacciones**Problemas y enfermedades**
– El alcoholismo y las drogas
-Medicamentos antiácidos o antiulcerosos
– Medicamentos antidiabéticos (Metformina)
– Otros medicamentos diversos: antibióticos, fármacos psicotrópicos, quimioterapia, anticonceptivos que contienen estrógeno y terapia hormonal (tipo PPI: Inhibidor de la Bomba de Protones), tratamiento de la hipertensión arterial o la insuficiencia cardíaca (ACE: Enzima Convertidora de Angiotensina), tratamiento de la arritmia cardíaca (betabloqueantes, nitrospray, nitroglicerina), tratamiento del colesterol (Estatina), medicamentos para la disfunción eréctil.
– Vitamina C (dosis alta)
– Café (dosis alta)
– Tabaco (dosis alta)
– Azúcar (dosis alta)
-Especias (dosis alta)
– Análogos de la vitamina B12 (dosis alta)
– Irritación o daño de la mucosa intestinal del estómago
– Inflamación estomacal o intestinal
endurecimiento del revestimiento del estómago (persona mayor)
– Extirpación de parte del estómago o del intestino
– Disminución de la acidez estomacal
– Enfermedades del páncreas
-VIH
– Enfermedades del hígado
– Infección por Helicobacter pylori
– Parásitos y tenias
– Problemas de riñón

** lista no exhaustiva

¿Deficiencia de vitamina B12, un trastorno común?

Hasta la fecha sólo disponemos de información limitada sobre el alcance de la deficiencia de vitamina B12 en la población. Esto se debe en parte al hecho de que no existe (todavía) una prueba precisa y dedicada a detectar la deficiencia de vitamina B12. Por otra parte, el hecho de que la aparición de una deficiencia coincida con muchos otros factores y síntomas crea una evidente confusión en el diagnóstico.

Un número creciente de investigadores en este campo sugieren que las actuales ingestas diarias recomendadas están subestimadas y deberían aumentarse sustancialmente.

Actualmente, se considera que un individuo es deficiente cuando el nivel de vitamina B12 en el suero sanguíneo es inferior a 200 pg/mol. Sin embargo, muchos estudios sugieren que un individuo tiene una deficiencia aguda por debajo de 350 pg/mol. Además, estudios recientes sugieren que un nivel realista a mantener es entre 500-600 pg/mol. Estas recomendaciones se basan, entre otros, en el trabajo de varios científicos Mitsuyama y Kogoh, Tiggelen3 y David Brownstein.

Sobre la base de los actuales niveles definidos de vitamina B12 (suelo a 200 pg/mol), se ha calculado oficialmente que alrededor del 2 – 7% de los niños, y el 14 – 40% de la población se encuentra en la zona de deficiencia aguda.

Las poblaciones en riesgo incluyen a los ancianos, pero especialmente a los veganos y vegetarianos. Diferentes estudios han concluido que alrededor del 20-70% de los vegetarianos y el 60-90% de los veganos son deficientes.

En vista del actual debate sobre la necesidad de revisar el límite bruscamente al alza, estas cifras de población deficiente pueden ser aún más elevadas. Un estudio de la Universidad de Tufts (EE.UU.), utilizando los resultados del Corazón de Farmingham con 3000 pacientes, informa que con un límite de deficiencia de 350 pg/mol, el 39% de los participantes eran deficientes. Esta cifra es significativamente más alta que los datos oficiales del 2 al 7%.

Personas en situación de riesgo: Deficiencia de vitamina B12

Investigaciones como la citada anteriormente han demostrado que las deficiencias son más frecuentes entre los ancianos y los que siguen dietas vegetarianas, pero que en realidad nadie se salva. En resumen, los grupos de población más susceptibles a la deficiencia de vitamina B son los siguientes:

  • Veganos y vegetarianos;
  • Personas mayores de 50 años;
  • Personas con problemas estomacales e intestinales;
  • Fumadores y bebedores de café;
  • Tomar medicamentos (detalles en la tabla anterior);
  • Personas que consumen drogas y alcohol.

Prueba: Deficiencia de vitamina B12

Actualmente no hay pruebas fiables para medir con precisión los niveles de vitamina B12. Aquí están las diferentes herramientas de medición disponibles hoy en día:

Prueba de suero sanguíneo

Tradicionalmente, el nivel de vitamina B12 en la sangre se analiza a través de una prueba en el suero sanguíneo. Esta era la única prueba disponible hasta hace poco. Esta prueba resultó ser insuficiente porque la prueba del suero tiene en cuenta formas de vitamina B12 que no tienen ningún uso funcional (estos son los análogos de la vitamina B12).

Interpretación oficial de los niveles actuales:

Deficiencia aguda 
Necesidad fuerte 
Carencia 200-300 pg/ml
Estado normal300-900 pg/ml
Hipervitaminosis > 1000 pg/ml

Recientemente la unidad de interpretación ha evolucionado:

Prueba Holo-TC (holotranscobalamina): Mide el nivel de vitamina B12 bio-activa en la sangre, pero no da una indicación del nivel de vitamina B12 celular y el nivel almacenado en el cuerpo.

Carencia 
Posible carencia 35 – 50 pmol/l
Carencia improbable >50 pmol/l

Prueba de homocisteína

Mide el nivel de homocisteína en la sangre. Este nivel aumenta cuando aparece una deficiencia de vitamina B12. Aunque otros marcadores también aumentan cuando hay una deficiencia de vitamina B12, esta prueba combinada con el análisis de suero sanguíneo da una buena visión general de la situación.

Posible carencia  > 12 µmol/l
Carencia improbable 5 – 12 µmol/l

Prueba de AMM o MMA (Ácido Metilmalónico)

En el caso de una deficiencia celular de vitamina B12, el cuerpo produce cantidades más altas de ácido metilmalónico (MMA). Esto puede medirse en la sangre o en la orina. Es la prueba más simple y la recomendada por muchos expertos e investigadores para diagnosticar una deficiencia.

Carencia 
Sin carencia > 3,6 mmol MMA/mol Creatinina

Prueba de respiración

Investigadores de la Universidad de Florida han creado una prueba de aliento que mide el nivel de vitamina B12 a través del nivel de CO2 en el aliento. Esta prueba todavía se está probando.

Deficiencia de vitamina B12: Tratamiento

Existen tratamientos para la deficiencia de vitamina B12 tanto para las personas que sufren problemas de asimilación como para las que tienen una ingesta insuficiente o las que padecen estrés (consumidores de alta vitamina B12). Estos tratamientos de suplementos dietéticos toman varias formas. Pueden contener diferentes formas de vitamina B12 (cobalamina).

En caso de problemas de asimilación, se recomienda obviamente tomar suplementos alimenticios para compensar la deficiencia y al mismo tiempo tratar de identificar y erradicar las causas del problema de asimilación. Hasta que se identifiquen claramente y se remedien estas causas, se recomiendan altas dosis (excepto en el caso de problemas renales). Por vía oral, en forma de cápsulas o tabletas, las dosis pueden variar entre 1000 y 2000 mcg / día.

Para las personas con consumos inadecuados, como las dietas veganas y vegetarianas, se recomiendan dosis aún más altas para reponer las reservas del cuerpo. A partir de entonces se puede volver a una cobertura normal de las necesidades diarias (3mcg/día) con una sobredosis porque la vitamina B12 absorbida no se asimila completamente. Diferentes estudios recomiendan el consumo de suplementos de cianocobalamina que contienen una cantidad 200 veces superior a las necesidades diarias, porque según este estudio es la forma de lograr una normalización del nivel de ácido metilmalónico.