Saltar al contenido
Vitamina B12

Todo lo que debes saber sobre la vitamina B12

Qué es la vitamina b12
La vitamina B12 y la salud: ¿Cómo reconocer una deficiencia? Causas y síntomas . Fuentes dietéticas de B12 y suplementos veganos.

Vitamina B12, Cobalamina

La vitamina B12 (cobalamina) proviene de microorganismos (bacterias) y, debido a su papel esencial para la salud, se la llama a veces la «reina de las vitaminas». La cobalamina es una de las coenzimas esenciales que participan en el metabolismo de todas las células reproductivas, incluida la formación de células sanguíneas, nervios, material genético y el metabolismo de las proteínas. La cobalamina pertenece al grupo restringido de las vitaminas hidrosolubles (solubles en agua) del que forman parte el complejo vitamínico B y la vitamina C. Se puede almacenar en el hígado, lo que significa que en principio no tiene que ser tomado diariamente. En caso de exceso, el excedente es eliminado por los riñones a través de la orina gracias a la propiedad hidrosoluble de esta molécula.

¿Qué es la vitamina B12?

La vitamina B12 pertenece al grupo químico de las cobalaminas, estructuras químicas con un ión central de cobalto. Es la única sustancia natural que contiene cobalto. La vitamina B12 y la cobalamina se consideran sinónimos. En apariencia, es una sustancia cristalina inodora de color rojo oscuro, sensible a la luz y al calor. En las células de nuestro cuerpo, la cobalamina se encuentra con mayor frecuencia en forma de metilcobalamina. En las mitocondrias (centro de energía celular), la cobalamina se encuentra principalmente en su forma bioactiva, la adenosilcobalamina (5′-deoxi-adenosilcobalamin), también conocida como cobamamida.

Deficiencia de vitamina B12

En algunos casos, el cuerpo puede requerir cantidades significativamente mayores de vitamina B12. No es raro que una dieta o un régimen que no esté conscientemente orientado hacia los alimentos ricos en vitamina B12, o deliberadamente orientado hacia los alimentos pobres en vitamina B12, cree una situación de deficiencia. Esto es particularmente el caso de las dietas vegetarianas y veganas, ya que hay pocas fuentes vegetales activas y biodisponibles de vitamina B12.

Además, una deficiencia de vitamina B12 puede ser causada o acelerada por problemas estomacales o intestinales, pero también por muchas otras causas. Una deficiencia de vitamina B12 puede provocar síntomas de una variedad y magnitud desconcertantes y, lamentablemente, dar lugar a enfermedades muy graves, que a menudo son difíciles de atribuir a una deficiencia de vitamina B12 como causa directa.

Causas de la deficiencia de vitamina B12

Las principales causas de la deficiencia de vitamina B12 son las siguientes:

  1. Infección, irritación, inflamación o enfermedades del estómago (deficiencia de factor intrínseco) o del intestino delgado (problemas de asimilación) como: gastritis, enfermedad de Crohn, gastroenteritis crónica, diarrea crónica (IBS), enfermedades pancreáticas. Los trastornos estomacales provocan una disminución de la producción del factor intrínseco, o una disminución de la acidez provoca una pérdida de valor de la vitamina B12 y, a veces, una incapacidad total para ligar el factor intrínseco a la vitamina B12. Lo mismo ocurre con los trastornos del intestino delgado. Esto último puede dar lugar a una reducción significativa de la capacidad de asimilar la cobalamina (vitamina B12). Por consiguiente, las personas que sufren de esos problemas gastrointestinales se ven sometidas a situaciones cada vez más frecuentes de carencia de alimentos, aunque su dieta sea rica en vitamina B12;
  2. Consumo de alcohol y drogas: la eliminación del alcohol y las drogas de nuestros cuerpos requiere cantidades significativas de vitamina B12. Además, esto daña el hígado y las paredes digestivas, lo que provoca una producción más lenta del factor intrínseco y una asimilación más pobre de la vitamina B12;
  3. Dieta baja en vitamina B12 (especialmente para vegetarianos y veganos). Trastornos de la alimentación (anorexia, bulimia, etc.);
  4. Aumento de la necesidad (no compensada) de vitamina B12 debido a situaciones especiales. Entre ellas se encuentran el estrés oxidativo (también llamado nitro oxidativo o nitrosativo) resultante de la sobrecarga toxicológica, la intoxicación por metales pesados, ciertos tratamientos y medicamentos o el traumatismo (latigazo cervical).

También hay otras causas:

  • Parásitos o alimañas: Especialmente las tenias son muy aficionadas a la vitamina B12. Hasta que estos parásitos no sean completamente erradicados, no se garantiza un nivel estable de B12;
  • Cirugía de estómago, extirpación de parte del sistema digestivo..;
  • Edad: La capacidad de formación de factores intrínsecos y de asimilación de la vitamina B12 se reduce. Muy a menudo las personas de cierta edad pueden encontrarse en situaciones de deficiencia grave sin su conocimiento. La deficiencia de vitamina B12 puede ser a menudo una causa directa de fatiga, pérdida de memoria y depresión en estos individuos;
  • Medicamentos: Anticonceptivos que contienen estrógeno y terapia hormonal (tipo PPI: Inhibidor de la Bomba de Protones), terapia antidiabética (Metformina), tratamiento para la presión arterial alta o la insuficiencia cardíaca (ACE: Enzima Convertidora de Angiotensina), tratamiento para la arritmia cardíaca (beta-bloqueadores, nitrospray, nitroglicerina), tratamiento para el colesterol (Estatina), medicamentos para la disfunción eréctil;
  • Enfermedades hepáticas: problemas de transporte, asimilación o almacenamiento de la vitamina B12;
  • Otro aspecto es la fuerte aparición de la hipoglucemia como síntoma precursor de la deficiencia de vitamina B12, así como: nerviosismo, antojos, problemas de concentración, agresividad, irritabilidad, cambios de humor;

Azúcar: Es importante saber que la metabolización de grandes cantidades de azúcar (o de alimentos con almidón de todo tipo) también requiere grandes cantidades de vitamina B12. Este proceso requiere también el uso de cantidades importantes de magnesio (un mineral esencial), así como de los oligoelementos manganeso, cromo y zinc. Esto tiene un efecto negativo indirecto en el complejo de la vitamina B porque, por dar sólo un ejemplo, el manganeso contribuye al valor de la vitamina B12.

Exámenes y pruebas de deficiencia de la vitamina B12

Prueba de orina, detección de deficiencias

Para establecer de antemano un estado de deficiencia de vitamina B12, se recomienda comprobar el nivel de ácido metilmalónico en la orina. En caso de deficiencia, se interrumpen muchos de los procesos de metilación del cuerpo. En el caso del ácido metilmalónico, la adenosilcobalamina está vinculada a este proceso. Un análisis de orina revela claramente una deficiencia de vitamina B12 incluso en ausencia de síntomas.

Análisis de sangre, caso específico

Una prueba de vitamina B12 en el suero de la sangre no puede revelar con precisión y fiabilidad si un individuo es deficiente o no. Sin embargo, puede utilizarse como indicador general de la tendencia. El «rango normal» está entre 200 y 600 µg/ml.

En caso de duda sobre una situación de anemia perniciosa, se debe considerar lo siguiente:

  • Hemograma: La anemia hipercrómica o macrocítica, a veces acompañada de trombocitopenia (bajo nivel de plaquetas) o leucopenia (bajo nivel de glóbulos blancos), suele indicar una acción de los anticuerpos contra las células parietales del estómago (responsables de la formación del factor intrínseco) o contra el páncreas o los tejidos de la glándula tiroides;
  • Pruebas de vitamina B12 y ácido fólico en la sangre;
  • Pruebas neurológicas: prueba de reflejos, prueba de equilibrio (ataxia), sensibilidad a las vibraciones;
  • Hígado y bazo: Un aumento significativo del bazo afirma un caso de anemia perniciosa.

Síntomas de la deficiencia de vitamina B12

La deficiencia de vitamina B12 puede provocar síntomas muy angustiosos que pueden poner seriamente en peligro su vida. La cobalamina (vitamina b12) se utiliza para la transferencia y el metabolismo del grupo «metilo». Interviene en la producción de nervios, la metilación de la histamina y el reciclado de homocisteína (factor de riesgo de la arteriosclerosis), pero también es esencial para el metabolismo de las mitocondrias («centrales eléctricas celulares»). Además, la vitamina B12 combinada con el ácido fólico es esencial para la formación de material genético (ADN). Los síntomas de la deficiencia de vitamina B12 se manifiestan principalmente de la siguiente manera.

Trastornos nerviosos creados por la deficiencia de vitamina B12

La vitamina B12 es particularmente esencial para la protección de las células nerviosas. Como resultado, una deficiencia de vitamina B12 se caracteriza a menudo por trastornos nerviosos a través de la desmielinización (alteración o destrucción de la vaina de mielina que rodea y protege las fibras nerviosas). Los síntomas típicos son..:

  • Nerviosismo
  • Irritabilidad
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo en partes del cuerpo, más a menudo en la periferia, e incluso dolor intenso en las extremidades (manos, brazos, piernas, pies)
  • Pérdida de sensibilidad en las extremidades (manos, brazos, piernas, pies)
  • Fatiga
  • Problemas neurológicos de cualquier tipo (por ejemplo, lengua roja ardiente)
  • Depresión

Es posible que algunos de estos síntomas no aparezcan directamente con la aparición de la deficiencia. Por ejemplo, hay casos de personas que sufren de dolor intenso en la parte baja de la espalda y en las piernas y a las que se les diagnostica erróneamente que sufren de hernias discales o de la clásica inflamación muscular. En muchos casos, sólo después de muchas visitas a los especialistas un análisis de sangre revela una deficiencia de vitamina B12. En tales casos, se debe utilizar un historial de deficiencia de diversas vitaminas y minerales para alertar sobre la deficiencia.

Beneficios de vitamina B12

En algunos casos, el cuerpo puede requerir cantidades significativamente mayores de vitamina B12. No es raro que una dieta o un régimen que no esté conscientemente orientado hacia los alimentos ricos en vitamina B12, o deliberadamente orientado hacia los alimentos pobres en vitamina B12, cree una situación de deficiencia. Esto es particularmente el caso de las dietas vegetarianas y veganas, ya que hay pocas fuentes vegetales activas y biodisponibles de vitamina B12.

Además, una deficiencia de vitamina B12 puede ser causada o acelerada por problemas estomacales o intestinales, pero también por muchas otras causas. Una deficiencia de vitamina B12 puede provocar síntomas de una variedad y magnitud desconcertantes y, lamentablemente, dar lugar a enfermedades muy graves, que a menudo son difíciles de atribuir a una deficiencia de vitamina B12 como causa directa.

¿Dónde se puede encontrar la vitamina B12?

En la naturaleza, la vitamina B12 proviene sólo de microorganismos (bacterias). Estos organismos son principalmente bacterias que viven en el sistema digestivo de los animales. La B12 es absorbida por el tejido digestivo, por lo que se encuentra en grandes cantidades en la carne, los despojos, el pescado, el queso, la yema de huevo y la leche. Debido a la presencia de bacterias, la vitamina B12 también se encuentra en la superficie de las frutas y verduras crudas y sin limpiar. Desafortunadamente, hoy en día no se recomienda comer frutas y verduras sin limpiar.

El cuerpo humano también contiene bacterias productoras de vitamina B12 en el sistema digestivo. Estas bacterias se encuentran principalmente en el intestino grueso, mientras que la vitamina B12 sólo se absorbe en el intestino delgado. Por eso la gran mayoría de la vitamina B12 producida por estas bacterias en el intestino grueso se encuentra en las heces.

La producción totalmente sintética de vitamina B12 se remonta a 1972. Los suplementos de vitamina B12 se toman con mayor frecuencia en forma de metilcobalamina, cianocobalamina o hidroxicobalamina. En la naturopatía y la medicina funcional, no es raro que se prefiera la metilcobalamina, la forma bioactiva de la cobalamina. Sin embargo, hay que tener en cuenta las ventajas y desventajas de las moléculas individuales .

Dosis recomendadas de la Vitamina B12

Las dosis recomendadas correspondientes a la b12 son:

Necesidades diarias de vitamina B12

Según la ingesta alimentaria de referencia de vitamina B12 del año 2000, resultante de un consenso entre las autoridades estadounidenses y canadienses, la asignación alimentaria recomendada para la vitamina B12 se distribuye de la siguiente manera:

Requerimiento de vitamina B12 por edad

μg / Día

Adolescente y adulto 14 años

2.4

Mujer embarazada

2.6

Lactancia materna

2.8

Niño de 9 a 13 años

1.8

Niño de 4 a 8 años

1.2

Bebé de 1 a 3 años

0.9

Bebé de 7 a 12 meses

0.5**

Recién nacidos hasta 6 meses

0.4**

** A falta de datos científicos suficientes, las autoridades no han establecido una cantidad diaria recomendada (RDA) sino una ingesta adecuada (AI). La Ingesta Adecuada de B12 se basa en la ingesta media de los bebés sanos de América del Norte.

En Alemania, las cifras actuales presentadas por el DACH (Instituto Alemán de Nutrición) son las siguientes:

Necesidad de b12 según la edad

μg / Día

Adulto 19 años y +

3.0

Mujer embarazada (4º mes)

3.5

Lactancia materna

4.0

Adolescente 13-15 años

3.0

Niño de 10 a 12 años

2.0

Niño de 7 a 9 años

1.8

Niño de 4 a 6 años

1.5

Bebé 1-3 años

1.0

Bebé de 4 a 12 meses

0.8

Recién nacido 0-4 meses

0.4

Nota: Las cifras actualizadas del Instituto Alemán de Nutrición son más altas que las cifras norteamericanas del año 2000. Sin embargo, en Japón, el país donde la población media vive más tiempo y sufre menos de degeneración nerviosa, las dosis recomendadas son aún más altas. En Francia, el Institut de veille sanitaire (InVS) propone una dosis de 2,5 μg / día.

La asimilación a través del «factor intrínseco»

No puedes hablar de la vitamina B12 sin mencionar el factor intrínseco. Cuando la cobalamina entra en nuestro cuerpo a través de los alimentos, no somos capaces de asimilarla directamente. La absorción de este elemento esencial para nuestra supervivencia requiere una proteína de membrana (o «proteína de transporte») llamada factor intrínseco. El factor intrínseco está formado por las paredes del estómago y su función fisiológica es crear un vínculo con la vitamina B12 y luego transportarla a una zona donde el cuerpo pueda asimilarla. El destino del factor intrínseco está en las paredes del intestino delgado donde la vitamina B12 puede finalmente ser absorbida por nuestro sistema digestivo.

El factor intrínseco nos permite asimilar sólo un promedio de 1,5 µg (mcg – microgramo) de vitamina B12 por comida. Además, también se asimilan cantidades muy pequeñas de vitamina B12 por difusión pasiva en el intestino delgado. Esto explica las grandes cantidades que deben ser absorbidas en caso de deficiencia.

El hígado puede almacenar cantidades relativamente altas de vitamina B12 (unos 2-5 mg) a través de otra proteína de membrana llamada «transcobalamina». Esto es responsable del 50 al 90% de la absorción de vitaminas en el cuerpo. En teoría, la capacidad de almacenamiento en el hígado puede ser suficiente para meses o incluso años.

Vitamina B12, Folatos

La vitamina B9 (ácido fólico) en su forma activa (folatos) es esencial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Esta última requiere una gran cantidad de vitamina B12 para su correcto funcionamiento. La deficiencia de vitamina B12 provoca una deficiencia de folatos (ácido fólico activo). Esta última se almacena en pequeñas cantidades en el cuerpo y representa una de las deficiencias más frecuentes, con síntomas visibles que aparecen con relativa rapidez:

  • Anemia sanguínea, pérdida de fuerza física, fatiga, problemas de concentración, problemas en la creación de glóbulos blancos, debilidad inmunológica;
  • Trastornos e inflamaciones del estómago, intestino delgado, boca, problemas de asimilación de nutrientes, diarrea, pérdida de apetito y otras enfermedades asociadas;
  • Problemas de fertilidad (masculina);
  • Trastornos del embarazo: Interrupción del crecimiento fetal, aborto;
  • Trastorno del crecimiento del niño y del adolescente;
  • Irritación del sistema nervioso central, nerviosismo, trastornos de la memoria, ansiedad, depresión.

La deficiencia de vitamina B9 activa (folato) también puede ser causada por trastornos gastrointestinales, embarazo, dieta desequilibrada, ciertos tratamientos, medicamentos o drogas y consumo de alcohol.

El hierro y la vitamina B12, la anemia

La vitamina B12 desempeña un papel muy importante en la producción de glóbulos rojos (eritrocitos) en la médula espinal, que transporta el oxígeno (de la respiración) y los nutrientes de la sangre a las células en cuestión. La vitamina B12 también está involucrada en la formación de hierro en las células sanguíneas. La disminución del transporte de oxígeno y nutrientes en el cuerpo ejerce una fuerte presión sobre el sistema y conduce inevitablemente a un debilitamiento general del cuerpo: pérdida de fuerza, debilidad inmunológica, fatiga general, agotamiento, depresión. Este tipo de anemia se conoce como «anemia perniciosa» o anemia megaloblástica (una forma peligrosa de anemia).

Trastornos digestivos

La tercera categoría de síntomas visibles corresponde al papel de la vitamina B12 en la función digestiva adecuada. Una deficiencia puede manifestarse de las siguientes maneras:

  • Estreñimiento;
  • Diarrea;
  • Pérdida de apetito;
  • Inflamación de la boca, el estómago o los intestinos (generalmente el intestino delgado);
  • Pérdida de peso;
  • Piel amarillenta.
  • Pérdida de visión
  • La deficiencia de vitamina B12 puede provocar la pérdida de la visión y la formación de espinillas.

Alimentos ricos en vitamina B12

Debido a que la vitamina B12 proviene exclusivamente de microorganismos vivos del sistema digestivo de los animales y de la superficie de las frutas y verduras silvestres (sólo crudas y sin lavar), cantidades importantes de este elemento esencial para nuestra supervivencia se encuentran, por lo tanto, en los alimentos de origen animal, y sobre todo en los despojos.

También se encuentran cantidades significativas de vitamina B12 en los pescados de mar grasos y en el queso. Sin embargo, las frutas y verduras industriales, los aceites vegetales, las legumbres, los cereales, el arroz, etc. no contienen vitamina B12.

Alimentos Ricos en b12 (No veganos)

 μg / 100g

% de la ingesta diaria recomendada de B12 / adulto

Hígado de res

65,0

2167%

Hígado de ternera

60,0

2000%

Ostras

14,5

483%

Caballa

9,0

300%

Arenque

8,5

283%

Carne de vaca (magra)

5,0

167%

Trucha

4,5

150%

Queso Camembert

3,1

103%

Queso Emmental

3,1

103%

 

Alimentos Ricos en b12 (veganos)

 μg / 100g

 % de la ingesta diaria recomendada de B12 / adulto

Frutas (industriales)

0

 

Legumbres (industriales)

0

 

Aceite vegetal

0

 

Leguminosas
(lentejas, porotos, etc)

0

 

Hierbas

0

 

Frutos secos

0

 

Cereales

0

 

Amaranto

0

 

Quinoa

0

 

Arroz

0

 

Soja

0

 

Champignon

0

 

Cerveza tipo Pilsner

0

 

 

Alimentos Ricos en b12 (no veganos)

μg / 100g

 % de la ingesta diaria recomendada de B12 / adulto

Salmón

2,9

97%

Ternera

2,0

67%

Yema del huevo

2,0

67%

Queso Edam

2,0

67%

Queso Gouda

1,9

63%

Huevo de gallina

1,8

60%

Muzzarella

1,3

43%

Carne de cerdo (magro)

1,0

33%

Queso Fromage blanc

1,0

33%

Queso Cottage

0,7

23%

Anchoas

0,6

20%

Leche de oveja

0,5

17%

Pollo

0,4

13%

Leche de vaca

0,4

13%

Yogurt

0,4

13%

Clara de huevo

0,1

3%

Leche de cabra

0,1

3%

Bière blanche

0,1

3%

El vegano y la vitamina B12

Es muy posible que en el pasado (o en los ecosistemas ultraprotegidos), las personas que seguían una dieta vegetariana (vegana) hayan podido mantener niveles saludables de vitamina B12 mediante el consumo de frutas y verduras crudas sin lavar y, por lo tanto, la ingestión involuntaria de insectos, gusanos y lombrices. Hoy en día, por razones de salud, ya no es aconsejable comer frutas y verduras sin lavar. Además, la cadena alimenticia se ha vuelto mucho más limpia e industrializada. Además, el aumento del estrés y la toxicidad de nuestros estilos de vida sedentarios también contribuye a agotar nuestros recursos de vitamina B12. Como resultado, ahora es relativamente improbable que una dieta vegetariana sea suficiente para cubrir nuestras necesidades de vitamina B12.

En los círculos de la llamada medicina «natural» o «alternativa», las siguientes fuentes de plantas suelen denominarse fuentes de vitamina B12 :

  • Fermentación láctica completa (en presencia de microorganismos), por ejemplo, kimchi, chucrut.
  • Algas, especialmente espirulina (aparentemente 200μg / 100g), nori y chlorella.
  • Los altramuces expuestos a ciertas bacterias.
  • Productos de soja fermentada.

Sin embargo, algunas de estas fuentes vegetales de vitamina B12 pertenecen a los análogos de la B12, que no tienen ningún efecto activo, y a veces el efecto perverso de inhibir la asimilación de la vitamina B12 activa. Hasta la fecha, los estudios científicos sobre este punto se contradicen entre sí.

Además, tradicionalmente se recomienda que estas fuentes se consuman con moderación, o incluso ocasionalmente. El hecho es que las 4 fuentes mencionadas anteriormente son relativamente difíciles de digerir y por lo tanto sólo pueden ser consumidas con moderación y no son adecuadas para individuos con un sistema gastrointestinal perturbado. Como resultado, es difícil lograr niveles satisfactorios de vitamina B12 a través de estas fuentes vegetales. Además, otro factor de calidad crucial en el campo de las algas es el problema de la contaminación (metales pesados, radiactividad y todas las demás formas de contaminación).

En muchas situaciones, (estrés o enfermedad elevada, intoxicación, etc.), puede ser muy valioso el uso de complementos alimenticios de vitamina B12 para compensar un riesgo o deficiencia más o menos grave. Esto no es sólo el caso de los veganos, sino también de los vegetarianos en caso de que no coman suficientes huevos y productos lácteos. Además, desde un punto de vista naturista, estos alimentos (queso y huevos) no son los más saludables (problemas de digestión, exceso de grasa, problemas de estreñimiento, hipersecreción de las mucosas, propensión a hiperacidificar el organismo, etc.) por lo que tampoco es recomendable abusar de estos alimentos vegetarianos aunque contengan vitamina B12. Por lo tanto, para mantenerse saludables, es esencial que los veganos y los vegetarianos se aseguren de tener un consumo regular y consistente de vitamina B12.

Vitamina B12 sensible al calor

Consejo práctico: La vitamina B12 es sensible al calor y por lo tanto se reduce significativamente cuando se cocina a altas temperaturas. En un orden de magnitud, un tiempo de cocción de sólo 2 minutos reduce el contenido de vitamina B12 de un alimento en un 30%. Por lo tanto, lo ideal es que los alimentos ricos en vitamina B12 no se cocinen, salteen o asen a altas temperaturas.

Inyección de vitamina B12, tabletas, gotas para los ojos

En el caso de los suplementos de vitamina B12 por vía oral, siempre se debe tener cuidado de asegurar que la fuente vegetal sea de alta calidad y que haya un mínimo de agentes aglutinantes en esos preparados. Desde el punto de vista de la medicina natural, estos tipos de suplementos tienen niveles muy variados de eficacia, biodisponibilidad y tolerancia por parte de nuestros cuerpos.

La vitamina B12 también se puede tomar por inyección, en aerosoles sublinguales o nasales (membranas mucosas nasales).

Complejo B y ácido fólico

Una deficiencia de vitamina B12 tiene un efecto muy negativo en la salud, en particular porque puede provocar trastornos en la asimilación de los nutrientes y otras vitaminas esenciales para nuestra supervivencia, y principalmente puede haber un trastorno en la activación del ácido fólico en los folatos. Por eso se recomienda hacer una evaluación general de las vitaminas, y especialmente del ácido fólico (vitamina B9). Por lo tanto, puede ser aconsejable recurrir a un suplemento que vaya más allá de la vitamina B12 aislada, sino más bien a un suplemento vegetal armónico del tipo complejo de vitamina B que contiene las principales vitaminas B. Lo ideal sería que esto contuviera los siguientes elementos:

  • La vitamina B1 en forma de mononitrato de tiamina;
  • Vitamina B2 (Riboflavina);
  • Vitamina B3 en forma de Niacinamida;
  • Vitamina B5 (ácido pantoténico);
  • Vitamina B6 (Piridoxina);
  • Vitamina B7 (Biotina);
  • Vitamina B9 (ácido fólico);
  • Vitamina B12 en forma de metilcobalamina (en caso de deficiencia aguda) o cianocobalamina (forma más estable);
  • Además, es bueno suplementar con colina e inositol.

Sobredosis de vitamina B12

La vitamina B12 es soluble en agua (hidrosoluble), por lo que cualquier exceso se excreta fácilmente en la orina a través del trabajo de los riñones. Por eso, a diferencia de las vitaminas liposolubles (solubles en grasa). En el caso de la vitamina B12, incluso con un consumo diario de más de 10µg, no hay riesgo de toxicidad para un adulto sano. En la mayoría de los casos, el asesoramiento nutricional se da en dosis de 10 – 1.000 μg / día.

Es importante tener en cuenta que, a largo plazo, las dosis elevadas pueden suponer una carga para los riñones. En el caso de las inyecciones de vitaminas, es posible pero muy raro que los individuos tengan fuertes reacciones alérgicas. Sin embargo, hay que tener cuidado porque estas reacciones alérgicas son causadas con mayor frecuencia por los excipientes aglutinantes (aditivos).